Segmenta por intereses

      No hay comentarios en Segmenta por intereses

Desde los inicios de cualquier actividad comercial y del posterior nacimiento del Marketing, toda acción que una empresa realice ha de tener un impacto. Preferiblemente ese impacto ha de ser positivo o de lo contrario estaríamos gastando recursos y no invirtiéndolos con la esperanza de ver que vuelva a nuestro favor. ¿A quién ha de llegar este impacto? A las personas o nuestro target, como el Marketing se ha encargado de definir.

El mundo está lleno de personas y no todos somos iguales aunque si muy parecidos, más de lo que creemos y en algunos casos nos gustaría. Existen numerosas variables en las que nos podemos apoyar para poder definir grupos de personas que comparten similitudes y como por arte de magia ya estamos segmentando. De esta manera podremos realizar una definición más precisa de a quién nos vamos a dirigir y lo más importante, podremos trazar los planes de cómo hacerlo para que nuestras acciones no caigan en saco roto.

segmentación target marketing

Seguro que a muchos ya se os han venido a la cabeza variables como rango de edad, de ingresos, idioma, sexo, nacionalidad…la lista puede ser todo lo grande que nosotros queramos hacerla. Ya desde hace tiempo se empezaron a utilizar otro tipo de factores que fueran más efectivos para crear fuertes vínculos con las marcas y así poder disponer de clientes fieles sin tener que recurrir a retenerlos “a la fuerza”. Esto sólo se puede conseguir desde el plano emocional y es la gran apuesta que muchas compañías llevan tiempo hacerlo.

Ahora la cuestión es la siguiente ¿Cómo podemos hacerlo? y sobre todo ¿Cómo podemos cuantificarlo? Porque una de las máximas en las planificaciones es ignorar todo aquello que no se puede medir. La primera respuesta es muy fácil, tenemos que indagar un poco para encontrar los intereses que les mueven y desde ahí podremos lanzar un mensaje que conecte positivamente con nuestro público para que con el tiempo el lazo de unión se vaya haciendo más fuerte.

La segunda sin embargo es jodida de cojones, perdonadme por la expresión pero hasta hace bien poco las herramientas que se disponían para hacerlo eran muy limitadas. A día de hoy y sobre todo en el mundo online donde todo se puede medir es mucho más fácil. La difusión de la tecnología y las redes sociales nos han hecho el trabajo un poco más fácil, pero no todo lo que nos gustaría. Concretamente ha sido Facebook quién ha puesto a disposición nuestra una herramienta muy poderosa de la mano de Facebook Ads.

 

A la hora de crear una campaña de Facebook Ads son muchas las variables que podemos utilizar, desde las tradiciones hasta las que pueden llegar a conectar en nuestro ansiado plano emocional. ¿Qué libros te gustan? ¿Qué páginas de Facebook sigues? ¿Qué deportes practicas? ¿Qué aficiones tienes? ¿Qué tienen en común estas preguntas? Estas preguntas son nuestros intereses, nuestras emociones. Estas preguntas son las que pueden llegar a definir nuestra personalidad y por lo tanto dejar pistas que es lo que puede llegar a establecer vínculos emocionales con nosotros.

Cuando ponemos en nuestro perfil alguno de estos datos, lo que estamos haciendo definir nuestro perfil de una manera más completa. Definiendo nuestra personalidad estamos dejando que a los marketineros les sea más sencillo agruparnos desde un plano emocional. Así podrán lanzar un mensaje que pueda llegar a conectar con nosotros de una manera más certera y por lo tanto aumentar las probabilidades de éxito del mismo.

En el resto nada cambia, nos sacamos de la chistera una campaña con un mensaje que pueda llegar a conectar y si tenemos suerte a pasar el fenómeno conocido como la “ceguera del banner” tendremos una oportunidad de iniciar los primeros pasos de atracción de nuestro público objetivo.

Se me pasaba por alto un punto muy importante, si hay algo que cambia. Antes mencionaba que lo no se podía medir era ignorado tal y como lo establece la célebre frase “lo que no se puede medir, no existe”. Ahora tenemos todos estos datos cuantificados, si lo dices hace 20 años seguro que te llaman loco. En esta plataforma social tenemos cuantificado nuestro target y como va reaccionando a los mensajes que le vamos lanzando. Las estadísticas de su comportamiento nos permitirán ir tomando decisiones para ir puliendo nuestras acciones y conseguir los objetivos que nos hubiéramos fijado.

publico objetivo facebook ads

¿Que podemos hacer ahora? Pues darle vueltas a nuestro coco y ponernos rápidamente manos a la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *